nuestra-historia
Magdalena
los orígenes

Los orígenes de la familia Castelló y Juan en el ámbito de la panadería y bollería tradicional se remontan al año 1950 con la apertura de una panadería familiar.

horno

1950
1960
primeros años

En los años 60, el matrimonio formado por Servando Castelló y Carmen Juan se independizan del negocio familiar instalándose en una planta baja de escasos 100 metros cuadrados y vendiendo sus productos arteanos en su localidad natal, Navarrés y en las localidades vecinas.

1960
el rosegón de almendra

Dado el gran éxito de sus productos se cambió la ubicación de la fábrica y se construyó una primera nave de 600 metros cuadrados para comenzar a producir a una mayor escala. A esta ampliación siguieron varias dado el gran éxito de un producto, el Rosegón de Almendra. Para satisfacer la demanda de sus clientes y ampliar su ámbito de venta, la empresa comenzó a fabricar todo tipo de productos (hojaldres, magdalenas, croissants, etc...)

Rosegon

1990
expansión harina

A principios de los 90, la empresa ya vendía en todo el territorio nacional y comenzó también a exportar sus productos dada la gran aceptación de los mismos solo en España sino también en Europa. Así mismo la familia comenzó a diversar el negocio, creando una empresa de bollería y panadería congelada (Cobopa) y de otra de pan de ajo (Worldpan).

1990
2000
relevo generacional

En el año 2001, con el relevo generacional ya realizado, el grupo de empresa tenían una facturación global de 37 millones de euros, dando empleo a 430 personas y contaba con unas instalaciones que abarcan 22.000 metros cuadrados de superficie construida, exportando sus productos a 32 paises de los 5 continentes. En ese momento se llevó a cabo una profunda reflexión familiar y se llegó de que era necesario un profundo cambio de rumbo, volver a los orígenes, volver a la fabricación de productos artesanos buscando por encima de todo la calidad en los ingredientes y en la satisfacción de las necesidades de los consumidores.

2000
el horno de pedro

La respuesta a esta reflexión fue la creación de el Horno de Pedro, cuya filosofía desde su creación fue la siguiente:

  • Volver a los orígenes de la panadería y pastelería artesanal.
  • Adaptarse y flexibilizarse completamente a los deseos de nuestros consumidores. El Cliente Manda.
  • Hacer el trabajo bién hecho, buscando la excelencia en la calidad y servicio.
  • Ser felices fabricandos nuestros productos, estar orgulloso del trabajo realizado y sobretodo hacer felices a nuestros clientes.
2003
Fundación de el Horno de Pedro sl

Servando Castelló (padre) abre El Horno de Pedro con la ilusión de volver al principio. De darle a los consumidores productos más frescos, más variedad y de mayor calidad. En 2004 la familia vende Castelló y Juan SA y sus instalaciones de Navarrés a Grupo Siro.

2003
2009
Aumento de capacidad

Ante la creciente demanda y la escasa capacidad libre se invierte en duplicar la capacidad productiva.

2009
2014
Certificaciones calidad

En 2014 se obtiene la certificación ISO 22.000 y en 2015 la IFS. Actualmente se está trabajando para obtener la certificación BRC.

2014